Un proyecto reflotado por el hidrógeno