La UE pretende ahora ‘colar’ el gas natural como energía verde