Código de Ética y Conducta


El objetivo principal de nuestro Código de ética y Conducta es el de crear un marco de referencia a través del establecimiento de unas normas mínimas que oriente nuestro comportamiento en todo lo relacionado con los negocios de la empresa.

Nuestros valores deben marcar el comportamiento de nuestros consejeros, directivos y equipo de empleados del Grupo Gea Perona. De esta manera cumpliremos con las responsabilidades de nuestros puestos con máximo compromiso, pasión, respetando y desarrollando a nuestra gente, conociendo el negocio y dando soluciones que aporten valor a nuestros clientes; todo ello dentro de un marco de ética que garantice la confianza en nuestro Grupo.

Para una correcta gestión de este Código, se requiere la involucración activa de todo el consejo de administración y comité de dirección del Grupo Gea Perona. Debemos entender que un comportamiento inadecuado que incumpla las reglas éticas de nuestros negocios puede afectar muy rápida y seriamente la imagen y reputación de nuestra compañía.

Establecer una sólida cultura de ética y conducta asumida por toda la organización es la clave para evitar esto. Nuestras acciones y comportamientos deben cumplir con la legislación y regulaciones vigentes, con nuestro Código, nuestros valores, nuestras políticas y procedimientos, así como con los controles establecidos por el Grupo.

Desde el consejo de administración del Grupo Gea Perona, queremos transmitir a todos nuestros empleados nuestra más firme convicción a la hora de implantar una política de “tolerancia cero” a toda acción ilícita o que contravenga lo plasmado en este Código, y que velaremos por su correcta aplicación. Pensar que se actúa en provecho del Grupo no justificará en ningún momento comportamientos que incumplan el presente Código.

Todo empleado del Grupo deberá ser íntegro al establecer relaciones profesionales / comerciales y, estas, estarán basadas en la transparencia y en la ética. Actuaremos con respeto al medio ambiente y el entorno social en el que operamos, a las personas y su trabajo, reconociendo su valor y velando por el equilibrio entre vida personal y profesional de nuestros trabajadores. Asimismo, mostraremos profesionalidad a través de una actitud proactiva en la búsqueda de la excelencia en nuestro trabajo.