España tiene reservas de gas para sobrevivir durante 40 días