El motor de gasolina marca el camino al motor de hidrógeno para que nada cambie