El Incar se aleja del carbón apostando por el hidrógeno verde y la investigación de materiales carbonosos